Los robots-ayuda

Tengo dos robots inteligentes que se encargan de la limpieza de los suelos de mi apartamento: el Robot mopa Mint y el robot aspirador Roomba 530 de iRobot.

Precio total para que mis suelos estén limpios: 500€

Una de las ventajas (y la principal) por la que me decidí a adquirir estos aparatos robotizados es por el ahorro de tiempo. En la práctica sin embargo, yo no termino con tanto tiempo libre al cabo del día como se podría pensar, sobre todo porque me resulta imposible no ver a los robots trabajar.

Robot para limpieza

Es como contratar a alguien para que te corte todo el césped y luego sentarte a ver como trabaja.

Es cierto que esto es sobre todo al principio, luego la novedad se desvanece después de unos pocos meses, pero todavía a veces me quedo embobado mirándolos.

¿El robot recoge esa enorme bola de pelusa y pelos que a mi me llevaría 5 segundos en barrer y tirar? Esperaré 10 minutos y lo averiguare.

Al igual que el servicio domestico, los robots tienen defectos. Compre mi robot aspirador Roomba 530 hace unos 3 años. El robot mopa Mint se unió a la familia un año después.

Pero mis sueños de un suelo impecable e impoluto obtenido gracias al trabajo de robots automáticos todavía no se han materializado del todo.

A veces son muy lentos y hay que apartar algunos muebles para que puedan maniobrar y no se atasquen.
Pero se ganan el sustento de otras formas: Te mantienen entretenido (es un cruce entre los tres chiflados y un reality show del Discovery Chanel.

He leído que a menudo los propietarios a veces crecen adheridos a sus máquinas, otros les ponen nombre a su aspiradora e incluso hay una página web en la que venden ropa para el robot aspirador. Antes de comprar es interesante visitar web para saber cuál es el mejor robot aspirador.

Mis bots y yo no tenemos ese tipo de relación. Y, sin embargo, cuando un amigo me pregunta si alguna vez he puesto los dos robots al mismo tiempo, solo para ver que pasaba, se me eriza el vello. ¡Eso seria tan inmoral como ver una pelea de gallos! Además seria aburrido, cuando se topan con algo solo se dan la vuelta y se dirigen hacia otro lado, no pasaría absolutamente nada.

El robot mopa Mint es el chico nuevo del barrio. Fue lanzado hace unos dos años una nueva versión más potente orientada a espacios más grandes, el Mint Plus (300€). El equipo creativo que está detrás de Mint incluye el diseñador Yves Behar y el gurú de la usabilidad, Don Norman, quien acuño el término “experiencia de usuario” en los años 90 cuando trabajaba en Apple. Son una especie de dream team en lo que a productos de consumo se refiere.

El robot Mint es pequeño, tranquilo y discreto, el diseño es una caja blanca de aspecto elegante que se parece bastante a los robots de la película Wall-e. Al ser una mopa, limpia solo superficies duras (alfombras no).

Lo uso compulsivamente, a veces más de una vez al día porque es muy fácil de mantener. Solo hay que cambiar la microfibra reutilizable o ponerle un paño desechable como los de Vileda o Swiffer que se sujetan a la parte inferior. Este robot me ha mostrado cuanta suciedad tienen los suelos de mi apartamento, y eso no es nada agradable.

El robot aspirador Roomba, lanzado por primera vez en 2002, es el pionero de los robots de limpieza del hogar. El ultimo modelo que hay el Roomba 880 (más de 700€) es la sexta generación de la línea Roomba (que hace todo lo que hace el mio, pero de una manera más eficaz y eficiente).

Roomba tiene origenes militares, para averiguar como tener más autonomía y poder tener una limpieza más a fondo, utilizaron un software derivado de un robot de rastreo de minas encargado por la Armada Naval.

Pero la forma como rebota alrededor de la habitación me tiene un poco confundido. ¿Por qué me siento desilusionado cuando veo que deja pasar un trozo de papel y se desvía de su trayectoria, aunque se que lo va a recoger en un pase posterior?

Me han dicho que hay una explicación a esta locura que parece tener. Todos esos cambios y giros le permiten estimar el tamaño que tiene la habitación, así puede ajustar el tiempo de ejecución en consecuencia. Sabe exactamente cuando se encuentra en un punto particularmente sucio.

Aún así, a pesar de toda la inteligencia que hay detrás de la Roomba y el Mint, viéndolos trabajar, no puedo dejar de sentir que acabo de desatar a las cosas más tontas del mundo en la sala de estar. Mono, pero estúpido.

Por supuesto, “estúpido” en el campo de la robótica. Estamos muy lejos de crear un C3PO con plumero.
De acuerdo con el director ejecutivo de Evolution Robotics, Paolo Pirjanian, que supervisó el desarrollo de algoritmos de software de Mint, las tareas más fáciles para los seres humanos tienden a ser las más difíciles para los robots. Puede viajar del punto A al punto B, por lo que un robot puede llevar un vaso de la cocina a la mesa del comedor: Una vez que empieza, el robot puede tratar de averiguar su posición contando el número de veces que sus ruedas han girado. Pero si las ruedas se deslizan, el robot se pierde irremediablemente. La solución del robot Mint es un sensor que proyecta puntos infrarrojos en el techo, que el robot utiliza para señalar su ubicación.

Y estos robots trabajan más despacio de lo que tú o yo lo haríamos. Un ser humano con una escoba y un recogedor puede ser sorprendentemente eficaz. 

Robot aspirador

En mis habitaciones, que son de tamaño modesto, tardo más en conectar el robot y que se ponga a trabajar que el tiempo que se necesitaría para aspirar o pasar la mopa.

A pesar de esto creo que merece la pena adquirirlos y cada día están presentes en más y más hogares. Son como una mascota a la que le encanta hacer las tareas del hogar.

Ambos dispositivos vienen con una melodía incorporada que suena cuando se ponen a trabajar, la del robot Mint suena un poco siniestro y la de Roomba es una melodía como la de las películas de superhéroes, que me parece muy apropiado.

En general son bastante eficientes y cumplen bien con su tarea y me pongo feliz de verlos emprender una tarea que es difícil para ellos y muy sencilla para mí, sus debilidades son entrañables, por eso me siento muy orgulloso cuando finalmente encuentra en su trayectoria a una gran bola de pelusa y se la traga entera.