bambu

El Bambú: un material que no te esperas

Si creías que ya lo habías visto todo en materiales de construcción te equivocabas.
Es más polivalente que el mismísimo plástico, muy ecológico y crece a una velocidad de vértigo. Hablamos de la planta que causa furor en casi todos los sectores: el bambú.
Casas muebles ropa, zapatos, accesorios, alimentación, objetos y complementos. Con el bambú se puede hacer casi de todo. Tanto es así que alrededor de esta planta milenaria se ha generado una auténtica estructura económica basada en el desarrollo sostenible y el respeto al medio ambiente.
Algunas de sus ventajas:
A diferencia del plástico, en su producción no se genera CO2, sino que se absorbe, ello lo convierte en un aliado en la lucha contra el incremento del efecto invernadero.
Su cultivo es muy sencillo, no precisa productos químicos de síntesis y los desechos de su explotación se utilizan como biocombustible.
Su rápida regeneración es uno de sus puntos fuertes, ya que en algunas zonas del mundo, en época de lluvias, puede crecer hasta 1 metro al día.
Todas estas ventajas unidas han hecho que cada vez más empresas estén valorando el bambú como una de sus materias primas preferidas.
Y no nos extraña: es barato, sostenible y, además, los orientales aseguran que trae suerte. ¿Que más se puede pedir?
Ahora puedes poner el parquet del suelo de bambú, utilizar pañales de fibra de bambú, usar un teclado sostenible elaborado con madera de bambú, cocinar sano en una vaporera 100% bambú de tres pisos, maquillarte con unas brochas elaboradas con mangos hechos a mano con tallos de bambú, comer en una vajilla ecológica de un sólo uso hecha con caña de azúcar, bagazo y bambú, divertirte en un longboard totalmente de bambú o guardar el portátil en una funda ecológica elaborada con soja, lino y bambú.
Es sorprendente todas sus aplicaciones. Incluso la industria alimentaria ha descubierto en este producto un fantástico aliado para el tránsito intestinal.
¿Ya tienes pensado lo próximo que vas a adquirir en este material?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *